close

Papeles Fedrigoni protagonizan el relanzamiento de una legendaria almazara

¿Conoces Loxa? Se trata de una de las mayores almazaras de aceite de oliva virgen extra de España, en cuyos principios se encuentra un fuerte compromiso medioambiental.

El estudio granadino Buenaventura fue el responsable de desarrollar la nueva identidad corporativa de la marca, donde los papeles Fedrigoni juega un rol indispensable en distintos ejes del proyecto.

El centro de gravedad que ordenó este rediseño de la identidad corporativa lo encontramos en una fotografía de archivo de 1958, donde había un trabajo mural en la fachada del edificio en el cual se leía «Cooperativa San Isidro».

De inspiración Deco y anónima, la tipografía conectaba el legado visual con los orígenes de Loxa y al mismo tiempo ofrecía la autenticidad que la marca precisaba.

Con aquella recuperación tipográfica se iniciaba un viaje en el tiempo.

Además del peso tipográfico, el color constituye otro elemento clave en el presente caso de estudio: los emblemáticos campos de olivos o los encinares forman parte de los paisajes del Poniente Granadino.

La conexión con la naturaleza se presentaba como la base perfecta para enmarcar la historia de Loxa. Con una paleta que pudiera crecer según las necesidades de la gama, los elementos de la naturaleza del campo andaluz sirven para crear un código de color propio.

Entre los desafíos de este ejercicio de identidad corporativa no solo estaba la visibilización de más de 60 años de trayectoria de Loxa, sino también la huida de los estándares clásicos del universo del aceite de oliva, donde las texturas de los papeles Fedrigoni concluían la misión.

En la ejecución de la parte editorial, la marca emplea Arcoset EW 120, además del Sirio White White de distintos gramajes en las tarjetas de visita y packaging.

Créditos

Diseño: Buenaventura
Papeles empleados: Arcoset EW 120 y Sirio White White de distintos gramajes

prev next